Artículos

Agrupación Astronómica Complutense

Los Tránsitos de Venus y Mercurio.

Por Manuel Talero

Los planetas Venus y Mercurio tienen su órbita entre el Sol y la Tierra, se les denomina planetas interiores.  Mercurio da una vuelta al Sol cada 88 días, en números redondos,  y Venus en 224.5 días. Podemos pensar que en cada translación tienen que pasar delante del Sol, esto sería un tránsito,  ¿porqué no lo hacen?, la razón es que sus órbitas no están en el mismo plano que la nuestra.  La órbita de Mercurio está inclinada 7º respecto a la nuestra y la de Venus 3º,4.  Debido a esto unas veces pasan por encima del Sol y otras por debajo.  Para que ocurra un tránsito el planeta  tiene que estar en la línea de nodos.  Esta línea es el lugar donde se cortan las órbitas de los planetas con la de la Tierra. 

Órbita de los planetas interiores.

Debido al movimiento combinado de la Tierra con los dos planetas, en el caso de Mercurio, los tránsitos ocurren cada 3, 7,10 y 13 años pero esta periodicidad, debido a unas reglas complejas, no sigue éste orden. Mercurio suele transitar unas 13 veces cada 100 años.  En el caso de Venus el ciclo de tránsitos se repite cada 243 años con una periodicidad que sigue el  patrón de;  dos   seguidos en un intervalo de 8 años y el siguiente a los 105,5, otros dos seguidos de 8 años y el siguiente a los 121,5 años y así sucesivamente.

La  primera vez que tuve noticias sobre los tránsitos  fue en 1978, me regaló un tío mío un libro de José Comas Solá y en él venían unas fechas en las que se producía el fenómeno.

La primera que iba a ocurrir era el 13 de Noviembre de 1986.  Pensé que me quedaba mucho tiempo para poder observarlo.

En esos años yo coleccionaba el Anuario del observatorio astronómico y cuando llegó el de 1986 vi  que no era visible desde España. Ya informado comprobé que los siguientes de 1993 y 1999 tampoco eran visibles desde España.

Anuario Astronómico.

El próximo en 2003 sí era visible pero se puso Murphy por medio y el día  estuvo nublado.  El próximo en 2006 no era visible y ya hasta  el  2016 no había otro de Mercurio, pero venía el de Venus en 2004.

Por fin el día 8 de Junio del 2004 pude ver mi primer tránsito. El día amaneció limpio, me fui al Gurugú a verlo con Isabel, Laura y una amiga suya. El Sol había salido a las 04:38 y el primer contacto empezaba a las 05:20 según el Anuario. Ese día era un martes y me quedaba hora y media escasa para irme al trabajo, así que me llevé el telescopio sin trípode ni nada y con él en el suelo hice un par de fotografías como pude.

Esperando el tránsito.

Mereció la pena el espectáculo de ver el disco de Venus, negro intenso, sobre el disco del Sol.

El negro disco de Venus

Ahora tenía que esperar 8 años para el siguiente, el 6 de Junio de 2012. Ese día el Sol salía a las 04:39 con Venus terminando el tránsito, quedaban unos 12 minutos para el final y de todas formas no pude ver nada porque trabajaba en una gasolinera.  En 2016 el 9 de Mayo le tocaba a Mercurio, ese dia el evento comenzaba a las 11:12, ahí estuvo también Murphy. La mañana estaba cubierta de nubes pero de vez en cuando las nubes eran algo transparentes y decidimos observarlo.

Como el tránsito terminaba a las 18:42 no perdimos la esperanza de que se despejara, pues bien, con unos plásticos cubrimos los prismáticos y estuvimos haciendo intentos, pero   sobre las  12:30 se puso a llover fuerte y tuvimos que recoger deprisa e irnos  a un bar a refugiarnos.

Por fin a las 15:30 aproximadamente se abre un claro y pudimos ver el diminuto punto negro de Mercurio sobre el disco del Sol, al rato se volvió a cubrir el cielo  y nos fuimos.   Ahora queda otro de Mercurio el dia 11 de Noviembre de 2019, comenzará a las 12:36 y el final no será visible por que el Sol se pone antes, espero que Murphy esté de vacaciones.

Esperando a ver si aclara

Mercurio vs Venus

Mercurio durante un tránsito

Tamaños aparentes de Venus y Mercurio durante sus tránsitos.

Fotos de Paco Bellido

Las Desventuras de un Astrónomo

Os voy a contar una historia que seguro conocéis pero creo que es interesante recordarla.

 

En 1982 estaba coleccionando los fascículos de la enciclopedia Sarpe,  El Universo, y leí un artículo que me dejó más que impresionado: "Las desventuras de un astrónomo."

Éste hombre era  Guillaume Le Gentil.    Astrónomo francés nacido en 1725.   Fue asistente de Jacques Cassini, hijo del descubridor de la “división de Cassini”, en el observatorio de París en el año 1750.              Le Gentil era un reputado investigador, entre sus descubrimientos se cuentan las nebulosas M32 y M8, los cúmulos M36 y M38 y el cúmulo globular NGC 6712.

En 1690 Edmond  Halley observó un tránsito de Mercurio y esto le llevó a idear un método para calcular la paralaje y determinar con precisión la distancia al Sol.  Como Mercurio está  más lejos de la Tierra tuvo la idea de observar Venus que sería más útil para el cálculo.  El tránsito de Venus estaba previsto para 1761 y 1769, Halley no lo vería, pero dejó instrucciones para que lo observaran desde distintos puntos de la Tierra.

Uso de la paralaje de Venus para calcular la distancia Tierra - Sol

En 1760 la Academia Francesa organizó una expedición a la India y Le Gentil fue designado para realizar las observaciones y tomar datos.  Su destino era  Pondicherry, territorio francés en la India. Para hacer planes del lugar de observación y montar los instrumentos, partió de Brest con 15 meses de adelanto, el 26 de Marzo de 1760, a bordo del  Berryer, un barco de guerra de la marina francesa.

El Berryer

Cuando llega a la isla Mauricio se entera de que los ingleses estaban en guerra con Francia y además en esa época comenzaba el monzón y esto les obligaría a dar una tremenda vuelta hasta Pondicherry.  Por si fuera poco enfermó de disentería y temió perder cualquier barco que partiera hacia la India.   Hizo planes para ir a la isla Rodrigues que se encontraba a unos 500 km y observar desde allí.    Llevaba 8 meses en Mauricio cuando llegó una fragata francesa que llevaba noticias a la India.  No se lo pensó y el 11 de Marzo de 1761 embarcó con la promesa de que llegarían en dos meses.    Cerca del ecuador se encontraron con fuertes vientos contrarios que los desviaron de la ruta durante cinco semanas.   Al final en Mayo llegan a la costa Malabar y les comunican que Pondicherry había caído en manos de los ingleses y no podían desembarcar.    El capitán del barco decide regresar a Mauricio y Le Gentil ve desesperadamente que tocan tierra en Ceilán (Sri Lanka) y no le dejan quedarse allí.    Durante el viaje no dejó de observar y el día 6 de Junio con cielo despejado pudo observar el tránsito desde el barco.   Lógicamente con el movimiento del navío los apuntes no tenían precisión y no servirían de nada.  No se puede saber por mucho que nos imaginemos, como se tuvo que sentir después de viajar miles de Km durante algo más de un año y para nada.

Primer

intento

Allí en Mauricio pensó en los mas de 20.000 Km que le esperaban de vuelta y decide quedarse los 8 años que faltaban para el próximo paso del 4 de Junio de 1769, pues era la última oportunidad ya que para el siguiente faltaban 105 años.   Durante esos 8 años se dedicó a realizar algunas observaciones, a cartografiar Madagascar y Filipinas.

El 30 de Agosto de 1765 observó un eclipse de Luna y corrigió los cálculos de las tablas de Meyer.  Se  decidió ir a Manila para observar el paso pero las autoridades españolas le ponen pegas y se ve obligado a ir a Pondicherry.    En marzo de 1768 llega a Pondicherry, que era de nuevo territorio francés, por un tratado de paz, y allí construye un pequeño observatorio esperando el famoso día 4 de Junio de 1769.

Los días anteriores al tránsito tuvieron buen tiempo, pero la noche del día 3 de Junio se formó una tormenta y Le Gentil sabía que allí las tormentas duraban y no tendría oportunidad, debido al poco tiempo que disponía, algo más de una hora desde que el Sol salía.

Así fue, la mañana del día 4 amaneció con el cielo cubierto y no pudo ver nada. En su desesperación después de haber malgastado 9 años de su vida, le dio un ataque de locura  y quemó el observatorio.

Completamente deprimido se embarca para Francia. Todavía no había terminado su desgracia, parece que  cerca de la isla Reunión se desata una fuerte tormenta y cae al mar, le rescatan y tiene que esperar en la isla hasta que un navío español lo deja en España.   Cuando llega a casa, después de casi 12 años, siguen los problemas. Ninguna de sus cartas llegó y le habían dado oficialmente por muerto, su mujer se había vuelto a casar, su puesto en La Real Academia de Ciencias se lo habían dado a otra persona y encima le salieron multitud de herederos que se quedaron con todo su patrimonio dejándole sin nada.    Después de largos procesos judiciales y con la ayuda del rey, recuperó su puesto en la Academia y se volvió a casar, pero parece ser que no logró que la justicia admitiera legalmente que él vivía.                                                        

 

No estoy informado, si éste hombre tiene algún monumento en su país pero se lo merece.

Expedición del Endeavour

En 1766 la Royal Society  también participó en la observación del tránsito aprovechando que iban a realizar una vuelta al mundo.  Para ello contrató al destacado navegante James Cook.    El 26 de Agosto de 1768, Cook parte de Inglaterra al mando del HBM Endeavour.  

El Endeavour

Ruta de James Cook

A bordo entre  la tripulación iban, para realizar la   observación, Daniel Solander un botánico sueco y Charles Green astrónomo. Cook  bajó por el atlántico sur, dobló el cabo de hornos y continuó por el pacifico hasta llegar a Tahití el 13 de abril de A1769.   Allí construye en pequeño fuerte y observatorio esperando el día 3 de junio. Llega el día y las condiciones son estupendas, si Le Gentil solo disponía de algo más de una hora, aparte de que se cubrió el cielo, ellos tenían un poco más de seis horas.    Pero parece ser que las medidas que tomaron tuvieron variaciones mayores que los márgenes de error permitidos y cuando compararon los  datos de otros observadores desde otras partes del mundo, los resultados no tenían la precisión esperada.

Verificación de la Primera Ley de Kepler

En el siglo XVII los tránsitos planetarios ofrecían la oportunidad de verificar la 1ª ley de Kepler, calcular la paralaje y demostrar que los planetas giran alrededor del Sol.

 

El 7 de Noviembre de 1631 Pierre Gassendi se convirtió en la primera persona que observó un tránsito de Mercurio. Gassendi era seguidor de Kepler y Galileo, con éste último mantenía una buena relación, pues experimentaba la física al igual que él.  El tránsito lo observó con un telescopio que le regaló Galileo.

Según los  cálculos de Kepler un mes más tarde pasaría Venus, Gassendi hizo el intento de verlo pero no fue posible, pues cuando ocurría el tránsito el Sol no había salido. En la Luna hay un cráter que lleva su nombre.

En 1639 Jeremiah Horroks, astrónomo inglés,  vio unas tablas de Kepler en las que predecía que más o menos ocurriría  un tránsito de Venus en dicho año.  Horroks había hecho muchas observaciones de Venus y calculó que el 4 de Diciembre Venus pasaría delante del Sol a las 15:00  aproximadamente. Parece ser que el tiempo estaba nublado pero hubo claros y a las 15:15 vio el disco de Venus cruzando el Sol durante algo más de una hora hasta la puesta.  Horroks se convirtió en el primer hombre que observó un tránsito de Venus. Horroks hizo la observación proyectando la imagen de un telescopio sobre una superficie plana y  los datos obtenidos los comparó con los de un amigo que observó desde otro lugar a unos 100 km. Con estos datos calculó la distancia al Sol dándole como resultado 95 millones de km, en aquellos años era la más acertada, teniendo en cuenta que  100 km de distancia entre los lugares de observación es muy poco para ganar precisión.                                                                                                                   

 

Desde Hiparcos hasta que Gassendi observa por primera vez un tránsito, es sorprendente el esfuerzo que han hecho los hombres de ciencia por medir la distancia exacta al Sol.  En los años 50 nace la tecnología del radar y en los 70 las misiones Apolo hacen los primeros experimentos con el laser, pudiendo llegar a medir distancias con precisión de centímetros.

Observación de los Tránsitos Hoy en Día

Aquí os dejo un vídeo de la NASA en donde se puede ver en alta definición el tránsito de Venus en 2012.

Tránsito de Venus en 2012

Manuel Talero