I

El día 12 de Agosto, viernes, la Agrupación celebró una Star Party con el propósito de

observar las Perseidas. Nos fuimos a las afueras de Camarma por un camino agrícola

que sube una suave loma. El cielo estaba limpio de nubes y desde allí teníamos todo

el horizonte despejado. Llegué a las 21:40 ya había cuatro o cinco coches y algún

miembro de la Agrupación, el Sol ya se había puesto y en el crepúsculo brillaban

Júpiter y Venus. Enseguida monté los prismáticos 25x100 en su trípode y eché

un vistazo a Venus ¡¡estaban descolimados!! Tuvimos que mirar por un solo ojo.

Miguel López traía el Maksutov y lo colocó al lado de los prismáticos y un poco más

allá estaba Juan Pedro con su 12”. Cuando nos quisimos dar cuenta ya habían llegado

bastantes más coches, amigos, gente atraída por la WEB y más socios. El crepúsculo

sigue inexorable avanzando, solo habían pasado 10 minutos desde que puse el trípode

y dije a todos los que se congregaron alrededor de los instrumentos que durante la

jornada de observación íbamos a ver todos los planetas con los prismáticos. Eran las

21:50 Venus estaba a solo 3º del horizonte, brillaba con su fulgor de -3.8. La poca

altura hacía que de vez en cuando nos mandara un destello rojo rubí a pesar de eso se

le veía a simple vista. Lo pudieron ver bastantes personas. Enseguida me pongo a

buscar a Mercurio, me cuesta bastante, Venus está casi metiéndose y por fin le

encuentro, es muy débil y muy pequeño, 0.1 mg. Mientras otras personas veían

Mercurio pude ver a simple vista como desaparece Venus en el horizonte. Pasamos a

Júpiter está a 5º de altura pero su brillo de -1.7 hace que sea fácil localizarle. Los que

tienen buena vista pudieron ver la diminuta esfera con sus bandas y dos satélites a su

izquierda y uno muy pegado a su derecha. Con el Maksutov vimos que el que estaba

pegado eran dos, o sea que estaban los cuatro. Ya no había prisa habíamos visto los

tres que más pronto se ocultan. A las 22:22 pasaba la ISS, lo anunciamos unos

minutos antes y con los punteros laser indicamos por donde pasaría. La gente se

quedó impresionada y eso que solo brilló -2.6 pero tuvo un paso de unos 6 minutos.

No paraban de venir coches. Ahora le toca el turno a la Luna. Espectacular, se

forma una aglomeración de gente alrededor del Maksutov, Marian se había traído un

mapa de la Luna y la gente prestando atención a las explicaciones que daba de los

detalles que estaban viendo, se quedaron con una buena impresión. Eran ya las

23:00, el camino estaba lleno de coches que seguían llegando. Ahora ya no hay

crepúsculo pero la intensa luz de la Luna y las luces de Madrid al fondo, hacen que la

noche sea muy luminosa, pero sabíamos a lo que veníamos, a nuestra espalda está el

norte y es algo menos luminoso. Al lado de la Luna en la Constelación de

Escorpión se encuentran Marte y Saturno, así que vamos a por Marte. Es muy

brillante en la oscuridad de la noche, cerca a unos 6º a su izquierda está Antares, el día

24 de Agosto se situará encima a menos de 2º, su rival (anti-Ares), aunque esta vez no

rivaliza nada. Marte el pasado Mayo estuvo en oposición y todavía brilla bastante.

Marte -0.6 y Antares 1.0. La rivalidad la veremos en las madrugadas de Febrero del

2018. A través de los prismáticos brilla bastante y se aprecia su tono fuerte

anaranjado y a su derecha brilla delta Escorpión. Pasamos a Saturno. Aparece muy

diminuto con 25x, está en el límite, de los que tienen práctica de mirar o buena vista,

para distinguir los anillos. Pero varios los vieron y también se pudo ver Titán y Rhea.

Después se oían las exclamaciones cuando iban a verlo con el telescopio de Juan

Pedro. A las 23:39 pasaba un Iridium de -1.5 hicimos igual lo anunciamos y con los

laser lo indicamos, dio el destello en Andrómeda. Anunciamos a la gente que a los 20

minutos pasaría de nuevo la ISS. Mientras la gente observaban Marte y Saturno llegó

la ISS y esta vez duró apenas un minuto y su brillo fue menor -0.4 pasando debajo de

Arturo. Después teníamos previsto ver una ocultación de una estrella por la Luna a

las 00:25 y con tanto jaleo se nos pasó. Miramos en el Guide a qué hora saldría y

esperamos verla. A las 01:40 estaba prevista la salida por la parte iluminada de la

Luna, la estrella era de 7.6 así que hasta pasados 6 o 7 minutos no la pudimos ver. Era

muy débil y con tanto resplandor costaba verla. Nos quedaban los dos últimos

planetas, Urano y Neptuno. Vamos a por éste último. La Luna ya estaba muy baja y

entre la luminosidad del cielo y ella, buscar a Neptuno, que estaba en la constelación

de Acuario, costó un poco. Estaba a poco mas de 0.5º de Lambda Acuario que tiene

3.7 y en esa zona la estrella estaba al límite de la vista. En el campo del prismático se

veía Lambda inclinada hacia arriba a la izquierda y hacia abajo a la derecha se veían

dos estrellitas muy próximas una encima de otra, la de encima era Neptuno brillaba

más que la estrella, 7.8 y 9.1. Ya solo nos quedaba Urano. Eran las 02:40

aproximadamente y vimos como se ponía la Luna con esa luz naranja por la dispersión

atmosférica. Vamos a por Urano y a ver si veo alguna perseida pues de vez en

cuando se escuchaba exclamar a la gente cuando veían alguna y yo todavía no me

había estrenado. Rápido le encontramos, formaba un trapezoide con otras tres

estrellas y destacaba un poco 5.8 contra 6.2-6.3y6.5. Ya me quedé a gusto los

había visto todos. Aparqué los prismáticos, puse música electrónica y empecé a

mirar. Apenas si se veía alguna de vez en cuando. Seguimos esperando y cerca de

las 04 parece que se anima un poco, pude ver dos muy luminosas y algunas dejando

rastro de varios segundos de duración, de todas formas no se llega a la tasa predicha

de unas 4 por minuto. Había intervalos largos sin que se viera ninguna, no me

preocupé de anotar, solo me quedé contemplando y escuchando la música. La gente

seguía rodeando a Juan Pedro. Sobre las 05 la noche sigue igual con muy poca

frecuencia, tan solo alguna muy luminosa muy de tarde en tarde. Esperamos un poco

más y como no se animaba empecé a recoger. La noche anterior los compañeros

que estuvieron en la explanada de Loranca nos comentaron que esa noche si fue

espectacular cumpliéndose la tasa de 4 por minuto entre las 04 y las 06, nosotros no

tuvimos esa suerte pero me compensó estar con tanta gente interesada y varios

amigos entrañables de los primeros años de la Agrupación.

Habrá que hacer más Star Partys.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para lluvia las Leónidas de 1833. Hay relatos que comentan que en Estados Unidos

el 13 de Noviembre de 1833 un poco antes de la media noche empezaron a caer

tantos que durante 6 horas estuvo el cielo muy iluminado y llegaron a contar más

de 250.000. En la del 1866 contaron unos 6.000 por hora. Eso tiene que

marcarte para siempre. A lo mejor un día se desintegra un cometa en una órbita

favorable y vemos algo parecido.

Manuel Talero.

CRÓNICAS DE LAS PERSEIDAS 2016